18.3.04

pero entonces no es tan malo si te ponés a pensarlo.
Vas viendo que las cosas no son del todo como creías. y te vas dando cuenta, además, que podés equivocarte y no sufrir sino qeu ponerte contento. y empezás a creer firmemente que el tiempo de las cosas, pese a no ser el mismo qeu el tuyo, es más fuerte qeu tus ganas, entonces atemperás tus ganas a su tiempo, y todo empieza a andar como un reloj, tic, tac, tic tac... y no la pasás tan mal. te ponés en un estado de animación suspendida si querés. y vés qeu todo se mueve muy lento, como un caracolito inclusive. y vos pensás en camara rápida, claro. y todo nada te sorprende. y capaz en un momento eso sea aburrido. pero hoy por hoy, no. hoy por hoy, nada te agarra desprevenido. tu futuro es calmo, nada te sorprende. pero sabés cual es el problema? tu pasado, que te ata, y te tira para atrás.. te pone las manos en los ojos cuando vas a toda velocidad en tu moto. que hacéS? frenás? confiás en tus instintos? mmh interesante. pero como te decidís?. y, una de dos, te decidís, o decididamente te la ponés contra una pared. y bueno, al fin y al cabo, en el mundo de las metáforas, las paredes, te frenan pero no te matan, y el seguir adelante, es siempre seguir adelante. Para mi, entonces, no es tan difícil de decidir..

No hay comentarios.:

Publicar un comentario