23.11.04

Déjame

Este es un tangazo que escuché el otro día, y les juro que me encantó.
miren que maravilla.


¡Déjame!

no quiero verte nunca más,
¡déjame!
que trate de vivir en paz,
no digas que ya estoy
borracho como ayer,
más daño que el alcohol
me hicieron las angustias
y la pena de querer,
mi copa llena está
de olvido y de ilusion
y en ella quiero hundir
mi deseperación.
¡Déjame!
que ya no puedo más,
deslumbral te amé
como se ama una vez
y mi vida y mi amor
en un sueño encerré,
y hoy, ya ves,
pero ¡déjame!
no quiero verte nunca más,
¡déjame!
que trate de vivir en paz.
El rojo de tus labios,
el fuego de tus ojos
se funden en el vino
con destellos de puñal.
Inútil es huir de tu fascinación.
Inútil es pedir,
consuelo al corazón,
¡ven aqui!
que quiero verte junto a mí,
¡bésame!
sin ti, no sé vivir.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario