2.11.04

vos podés creer que tenía razón?

lo que creí iba a pasar, pasó.

y si.

las cosas pasan.

claro que no pasan como yo quería.

aunque no siempre como yo quiero, pero no puedo dejar de admitir que si pasan como yo sé qeu van a pasar..

creo que es eso... es ver el desenlace fatal, la mala vuelta del destino... pero verla no mientras te está haciendo mal, mientras estas cayendoté o algo así.

no.

es mucho antes, es cuando empieza. cuando comienza.

y es estúpido no hacer nada?

posiblemente, nadie me va a negar eso. es estúpido.

pero... vas a ser tan derrotista de quedarte con esa parte mala de la situación?
y no darle valor a lo que sí pasó, que es bien interesante? por si mismo, por valor anecdótico, o por posibilidad de repetición?

si, yo lo voy a volver a hacer. no lo dudo. Te digo más, (y no es poco decir) la voy a seguir peleando.

soy un salmón. mi almita gemela lo sabe a eso, y sabe qeu siempre voy a pelear por lo que quiero.

nadaré por otras aguas hasta llegar a ella, Capaz la entriztesca un poco... pero cuando lo reflexione un poco más se va a dar cuenta que para llegar al final de un camino antes hay que recorrerlo, con todo lo que ello conlleva.

y no. yo la voy a pelear. porque no me canso, porque vale la pena, porque quiero, porque me encapricho, porque no me gusta qeu no se me den explicaciones, porque no existe la nada, la nada mental puede que si, pero no es mi caso, y tampoco el de eta situación..


nono no no.

esto no se qeuda así.

pero ojo, no es con un tono virulento ni mucho menos. Curiosamente este año vivido, me enseñó muchas cosas. y entre ellas está que la virulencia no lleva a nada. Si la razón, el análisis y el pensamiento.

así que a agudizar el pensamiento.

La distancia la impone la gente y no otra cosa.
no me puedo quedar quieto! no. me niego. son un salmónido, oprgulloso de mi condición.

de desgarrarme hasta la muerte por lo que quiero. de cambiar para morir. de hacerme fuerte, duro y peleador, aunque no vaya a hacer otra cosa que morir al llegar a lo que quiero..

Seré cabeza dura para los más palurdos, para los que crean en la determinación ver la obstinación.

no. los obstiandos no razonan. y ese justamente no es mi caso. Soy raciociocinio. soy pensamiento...

y es mi alma salmónida la que no me va a dejar que esto se quede así.

mejora? empeora? no sé. ojalá la primera. seguro que en todo caso la segunda.

pero la nada NO EXISTE.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario