1.12.04

Colectivo

Quien más, quien menos, todos tenemos historias para contar en los colectivos.
y hoy me venía divirtiendo porque el bondi venía algo lleno, pero no repleto tampoco.
faltarían unos 20 minutos para llegar a casa, y hacía un calor horrible.

Rosario tiene esas cosas, que cuando hace calorcito, se pone hermoso para ver (no sé cuanto para vivirlo al clima) porque las mujeres, preciosas en alta mayoría, salen con ropas más lindas, más resaltantes. que se yo...

y hoy me enamoraba de esquina en esquina! me hacía acordar cierta propaganda de la tele. Tantas tantas mujeres lindas, y las qeu no lindas, interesantes por lo menos.

Y el bondi no escapa a eso, siempre se suben mujeres, a veces lindas, a veces no tanto.
y no estoy tan seguro, pero siempre pasan cosas interesantes estos días.

en el colectivo.

estaban todos los asientos ocupados, menos el que estaba a mi lado (es de esos bondis rosarinos que tienen 2 filas dobles. pésima idea, no saben lo que es avanzar a través de ese minúsculo pasillo sin inconvenienteS). se sube un loco, se sienta a mi lado. "adiós a conocer al amor de mi vida. por lo menos hoy" pensé.
y en la siguiente parada, se sube no una, sino que DOS mujeres preciosas. Una (la que menos me gustaba, pero posiblemente la más preciosa) Rubia, de un muy lindo cuerpo, con su largo (y artificial, si) Pelo atado. pollera relativamente corta, musculosa. que se yo, linda, veraniega y espléndidamente rosarina.
y detrás de ella, una chica, con el pelo con un corte algo caótico, morocha, creo haberle adivinado unas pequitas, aritos, varios (pero no en la cara) musculosa blanca, y pollera hasta los tobillos, dejando ver esa deliciosa linea de panza, tan linda y atractiva a los ojos. (si alguien conoce algo más hipnótico que un ombligo, que me cuente luego) ...
increíble, hace dos segundos, yo hubiera sido la única-última opción para una de esas chicas, y ahora, por culpa de este perejil, yo me estaba privando de conocerlaS!

yo estuve dispuesto a decirle, con toda la onda del mundo a este pequeño idiota, "en este momento, deseo de todo corazón que te parta un rayo, y una de ellas se siente sobre tus cenizas", pero con onda, claro.

y así se pasan esas cosas en el colectivo. yo no sé que pudo haber pasado. Quien sabe, capaz las dos pasaban de largo, y preferían viajar paradas, antes qeu sentarse a mi lado. No es algo qeu no haya pasado. (no solo a mi, a muchos de uds. a las minas, a no ser que sean medias feas, o raras, no creo les pase. yo jamás me niego a sentarme al lado de una de ellas - es más, si son raras, capaz qeu más todavía)

la de historias qeu habrá en los colectivos.
cada persona un mundo.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario