8.4.05

Capitulo 4

Lo note raro al viejo, no se que le pasaba al tipo este, pero en cuanto José me trajo mi cortado, volvio al estado de mirar en el fondo de su café, y estaba perdidísimo en su pensamientos...


Es muy raro todo esto. Ese llamado del viejo, hablandomé por mi nombre, pidiendo que nos encontremos en este café.. hay mil lugares en rosario.. pero tenía que ser justo acá? en pichincha?...

El viejo parece medio senil, me habla, se cuelga, de golpe parece un viejo acabado que no tiene ni donde caerse muerto, y al instante habla con una presencia digna de un rey...

pero Rey? Rey de que? está con un saco viejo que está brillante de tantas planchadas, parece uno de esos payasos que jamás supieron salir de los 40's, con su modo de hablar y vestirse.
Es más, por la edad parece demasiado pibe como para haber estado en pichincha en su esplendor..

-Ey, disculpe, se siente bien? que me iba a contar?
-eh..? que?..?
-Le preguntaba, para que me llamó
-Ah, eso. Bueno, mirá, vos no lo vas a poder creer si te lo digo.. así que mejor terminate ese cortado, y vamos a caminar..

Ahí mismo el viejo se volvio a colgar en su mente.

Terminé mi café lo más rápido que me fue posible, porque soy medio "blando" para las cosas calientes..
habiendo terminado, se lo dije, y le pregunté:

-A todo esto, digamé.. Ud. como se llama?
-Lucho. decíme lucho...

Lucho tomó sus cosas, (un maletín destrozado, La Capital, y guardó sus anteojitos en el bolsillo). Le hizo un gesto a José, de que le pagaba a la vuelta, salimos, y entramos a caminar por Wheelright...

Encaramos como para el centro, bordeando al río, y me dijo...

-Mirá pibe, la cosa es así. Yo estoy enamorado.Pero enamorado mal, con todo mi alma, si es que tuviera tal cosa... Es una mina re linda, vos la vieras, me gusta por todos lados, no encuentro una cosa que no me guste de ella... Bah, capaz que si. Que ella no me quiere a mi. Y si vos supieras cuan complicado eso es... Verla todos los días, que pase, y te regale su indiferencia.. y lo que es peor, que algún día te regale una sonrisa...

Sacandolo completamente de tema le pregunté

-Si.. qeu se yo, más o menos me imagino, pero digamé, Lucho, a donde vamos?
-Al bar victoria, pibe...

No hay comentarios.:

Publicar un comentario