8.4.05

Escrito a la pasada

estaba él sentado en la esquina
mirando así el horizonte escaso de la ciudad
medio pensando en nada
y medio pensando en que hacía frío para estar sentado en el suelo
y había dos clases de personas
las que pasaban, y no lo notaban
y simplemente seguían con su camino
y los que lo miraban con un extrañamiento que se mezclaba con algo de asco
pero en una de esas
viniendo por san martín

viene ella

y se dió algo raro
parecía como de golpe, todo el mundo se ponía en blanco y negro
y hasta desenfocado
pero ella irradiaba mil colores
y estaba nítida
hermosa
con su precioso pelo danzando al compás de como caminaba
el se sintio subyugado por lo que estaba viendo, no era para menos
se quedó mirandola
perdido en ojos tan grandes como lindos
sin pensarlo se le abrio la boca
pero, claro, no se le salía ni una palabra de ahí
entonces, ella, estaba a un metro de ella
y lo miró
así como el la miró a ella
y desafortunadamente
todo volvio a ser de color (apagado, pero de color al fin)
todo volvio a la normalidad
porque ella, sin saberlo
le dió la misma indiferencia que todos le dieron
y aunque ella era la elegida
eligió no elegirlo
así que se quedó sentado
en esa esquina
mientras pensaba que estaba demasiado frío para estar sentado ahí...

pa la candela

No hay comentarios.:

Publicar un comentario