6.5.05

Capitulo 10

Si antes me había puesto colorado, ahora estaba brillante como un semáforo. No se me ocurren cosas peores que me puedan pasar que me hagan notar mi propia estúpidez. Y menos si se lo hace con la solvencia con la que lucho hacía. Tratando de salir del paso, le pregunté:
-Bueno.. si, ese es el nombre. y volviendo a lo otro.. como la conocío a esta mina? tiene nombre? no se llama Luciana, no? jeje (traté de esgrimir el chiste.. en la medida que veía que había más confianza
-No, no se llama así -dijo- y no sé de que te reís -sentenció- Hace tiempo que la conozco ya. Diría que bastante sino demasiado. La conocí como se conoce a toda la gente, por la calle, mirándola. Yo venía por San Lorenzo, y cuando iba a cruzar por Mitre, la vi en la otra esquina. Era un lindo día, bastante soleado, pero.. un poco así, como hoy, viste? que hay solcito, que se yo.. pero que está frío.. vos caminás por el solcito y estás bien, pero ya con solo mirar la sombra te imaginás que hace frío. Y vos viste como es el centro en invierno... Así que bien, ahí estaba yo, por cruzar la calle cuando la ví, y me quedé duro, de piedra pibe, de piedra. Un tráfico terrible había, también me acuerdo, los autos molestos como siempre iban y venían, hinchaban las pelotas, y no podía cruzar. Claro que eso tenía un poco de bueno, también, porque si yo no cruzaba, y ella tampoco, la podía mirar más tiempo. De golpe vi un alto en el tránsito, como para poder cruzar. Me mandé y sentí como por atrás me pasó como un zumbido un auto, oscuro y bastante rápido. La verdad no lo había visto ni sentido, aparecido de la nada casi. Me cagué todo, claro, y cuando me di vuelta.. para que, vi el momento justo que levantaba a un pibe por los aires.. Que feo, pobre pibe.. otra vez petrificado, pero de horror... cuando batí el cuello, para los dos lados, vi que la mina se había ido, y lo vi al pibe tirado en el suelo. Muerto ya. La madre.. como gritaba esa cristiana.. lloraba mucho también.. Según me enteré por los diarios después, se vé que el pibe se le voló algo con el viento, no sé si un globo o una cosa así, y se le soltó a la vieja lo corrió y lo agarró el auto. un viento sur más o menos había, como hoy.
-y despues de haber visto eso.. como se acuerda de la mina? yo no podría dormir!
-No sé. Será porque muertos hay muchos y ella una sola.
- Usted está loco.. que quiere que le diga.. pero ahí quedo todo con la mina?
-No, para nada.. después, cada día que pasó, la salí a buscar.. pero como hacés para buscar una mina así? si lo único que sabía es que ella se veía como se veía y nada más.. así que a patear nomás.. salía, caminaba, miraba mucho. Cada tanto me iba a La Sede a tomar un café ahí, cosa de ver en esa esquina donde te digo que la vi.. capaz laburaba por ahí.. pero no, no pasó nada, no la volví a ver, hasta cosa de 3 meses después.Y cuando la ví me quería morir, porque yo venía caminando por oroño, con una mina, justamente, una conocida... y la ví, y me pasó por al lado, y no me salió ni una palabra para decírle. La estúpidez siempre te llega en el peor momento.
-medio que me estoy dando cuenta de eso...
-un día como hoy era cuando la conocí. Siempre que está fresquito y de sol me parece verla. Me dan más ganas de verla... no tenes un pucho? me muero por un cigarrillo

No hay comentarios.:

Publicar un comentario