28.9.05

como te explico..

Será que del mismo modo que hago muchas cosas, hay otras a las que no me resigno.

Nunca me resigné del todo a venirme a vivir a Rosario, cuando dejé comodoro, y hoy posiblemente no me resignaría a irme de acá. Finalmente, y con el tiempo, este lugar empezóp a gustarme mucho más que donde estaba antes.

No me quise resignar a ahaberla perdido, si bien nunca la tuve, pero no me quedo otra, porque ella volvió a su condición de no ser nunca mía. Y siempre hay una visita a buenos aires y un subte al que me subo creyendo que todo va a ser distinto, y que capaz si me la cruzo, recapitula, y vuelve a estar conmigo, aunque nunca lo estuvo. Salgo, camino un poco y siento su perfume en todos lados. En la lluvia que me arrasa en el puerto, en la calle cuando me equivoqué de esquina, y caminé 20 cuadras más pero no me importó demasiado. Era el perfume de buenos Aires y no de ella el que yo sentía por todos lados.

Pero bueno, eso no quita que fuera eso lo que sentía.

Y tan bien están esas esquinas que cruzo y me cuesta resignarme a olvidar, de amistades, de grandes amistades, de buenas noches, de mucho alcohol,y de amigos de te voy a querer para toda la vida, y que cuando hoy por hoy me cruzan, difúculmente se acuerden de mi, o más entretenido, quieran que así sea.

también están las cosas buenísimas que me pasan, que es ver a una amiga de te voy a querer para siempre, y me quiere para siempre, y voy a ver a mi amigo de sos mi hermano, y que es mi hermano.

Y es volver acá y volver a ver a mi novia a la que me moría de ganas por verla y no me dí cuenta hasta que la tuve en frente y realmente no pure parar de sonreírme y llenarme de felicidad. Ella es una de esas cosas que a veces me parece que desperdicio. Que no le doy el valor que para mi tiene, y que ella estaría mejor conmigo si yo estuviera tan con ella como yo siento que ella está conmigo.

Capaz que tampoco me resigno mucho a la idea de que mi maga va a aparecer en cualquier momento de estos.

Pero la maga no está, y horacio es un cretino y se volvió a Buenos Aires.

Los libros son excelentes en la medida que no quieras vivir como en ellos, claro está.

No soy Horacio para bien de la sociedad, porque Horacio es un cretino, con tuditas las letras, y entonces, tampoco habrá Maga para mi, que capaz, y solo capaz, sea lo mejorcito que me pueda pasar, porque la maga hace sufrir como condenado a alguien que también la hace sufrir. Como consecuencia, creo que no quiero hacer sufrir a nadie, para que no me hagan sufrir a mi, y entonces no viva en un libro, y tal vez pueda más bien leerlos, y con suerte escribirlos.

1 comentario:

  1. en realidad la maga lastima por protegerse
    dicen que la mejor defensa es el ataque...
    quien sabe, son mecanismos que usamos constantemente para evadirnos a nosotros mismos, no a los demas
    donde esta horacio ahora?

    yo queria invitarlo a navegar un ratito por mis rios matafisicos

    la tristeza es un gran compañero de viaje no?

    ResponderEliminar