10.11.05

Un Año.

No hace falta recalar mucho más que un año en el tiempo para ver como andaba mi cabeza. Digo, un año en este blog. Definitivamente escribí las cosas posiblemente más inspiradas de mi vida, más llenas de pasión, más llenas de energía, amor, odio, y calidad.

Todas palabras inspiradas por la musa más injusta que haya podido conocer.

Sin querer igualamre con spinetta, escuché alguna vez que decía que al lo que más lo inspiraba, definitivamente era el amor, y vaya si tendría buenos motivos para decirlo.
En mi caso, mi musa fue un amor que yo sentí por un ser injusto, cruel y que me infravaloraba. Creo que pocas veces en mi vida escribí con tanta pasión. Supongo que dibujaría angustiosamente y me vería terrible. Y también creo que esos fueron los últimos cartuchos de pasión que quemé en mi vida.
Fue definitivamente un punto de quiebre. No va a volver a ser lo mismo. Mejor, peor, parecido, pero nunca lo mismo.

Tantos puntos de quiebre en mi vida.

Antes y después de ella
Antes y después de eso
Antes y después de ese libro
Antes y después de esa foto
Antes y después de haber dicho
Antes y después de haber oído
Antes y después de
Antes y después
Antes y
Antes
.

Ya no más.





Esto fue lo último que inspiraste.

Tener bronca un año después es tan estúpido como haber tenido bronca el día después.

Te llevaste mi pasión, mis sentimientos, mi corazón.


Si al menos los hubieras usado. Pero los tiraste por ahí.


Ando con el pecho vacío, y la cabeza lavada.

soy un autómata y nada va a volver a ser lo mismo.
en fin.



Así que por acá va el capitán matías, surcando sus grises mares de cielos celestes intransigentes, sintiendo no dolor y no sufrimiento, añorando la pasión y la energía de antes.


Veremos de que modo hago para que las cosas vuelvan a ser interesantes.


Se cumple un año de la muerte de mi lado espiritual, o resucita, o reencarna, pero va siendo tiempo de que algo pase. Ser un engranaje no siempre me divierte.

1 comentario: