17.1.06

paso por ahí

No te hagás drama, le dije.

Me miró con una mezcla rara de llanto y resignación, tomó su bolso, un saco verde, pesado que tenía, contuvo su última lágrima y se fue.

Así son las despedidas en los bares.




Hubiera querido no romperle el corazón, pero si le decía la verdad, como iba a entenderlo?

Norma se acerca, con una carpetita, con la que lleva los papeles del bar y me mira en completo silencio. Claro que no es fácil ignorar esa mirada cáustica, que siento en mi nuca. No puedo más, y no queda otra que girarme, y mirarla, responderle esa mirada que deja de ser cáustica para ser inquisidora. Sin emitir palabra entiendo que me pregunta que pasó.

-No me gustaba, Norma, eso es lo que pasa... Que se yo, soy medio exigente capaz, pero... estaba media vieja para mi...
-Vos y tus boludeces. Sabés que te vas a quedar solo si seguís así. Solo y mal. Hay que ser medio pelutodo.

Mis ojos se abren como un dos de oro. Como es qeu después de tantos años, se le viene a dar por tratarme así?

No hay comentarios.:

Publicar un comentario