18.4.06

Días de goma espuma

Mis allegados, más de una vez me habrán escuchado decir que odio que los días me parezcan de gomaespuma, es decir, qeu si los masticás, te llenan la boca pero no saben a nada, y de hecho tan a nada saben que son realmente horribles.

Hace un par de días, tirando a semana que estoy así, que los días se suceden uno atrás de otro sin que nada nuevo surja o aparezca.

Hablando con Gaby me dijo que eso era pesimista de mi parte -cosa rara que se diga en mi- porque en realidad tenía que hacer algo por que los días no sean así, y qeu sea algo emocionante, y que la vida es, en el peor de los casos, rutinaria, pero nunca aburrida.

De ahí es que pensé que tal vez tenía razón, y el aburrimiento, como muchas otras cosas, está en los ojos de quien lo detenta. Posiblemente mi vida no fuera menos aburrida de lo que fue, no sé, digamos a los 17 años -época de la cual guardo un gran recuerdo-, sino que todo lo contrario, con la diferencia de que ando muy distraído como para andar viendo las cosas buenas que me pasan.

Habitualmente, también sucede que me impresiona tremendamente mi edad. No es justamente porque tenga rollos con los números, si no que me parece increíble que en algo que a mi me pareció poco tiempo, me hayan pasado tantas cosas que veo con naturalidad que hace (para mi) poco tiempo hubieran resultado de otra galaxia. Tener trabajo, comprarme un auto, haberme recibido, ver como amigas, y ex novias están embarazadas, tener amigos casados o conviviendo, proyectar el armado de un estudio, como un proyecto R E A L. Es una cosa increíble.

A los 17 años estas cosas, claro que no me pasaban, y las cosas más impresionantes eran salir un fin de semana, pensar que iba a estudiar, jugar partidos de rugby los fines de semana...

Me resulta increíble, pero no tanto las cosas en si mismas, si no que la naturalidad con las que la llevo. hace 3 años no pensaba como una posibilidad cierta ver a un amigo casado y esperando su 2do bebé, pero hoy es un hecho, y me resulto impresionante cuando me contó a mi (creo que fui el 2do en enterarme) y felicitarlo! Pero claro! ¿como no felicitarlo? iba a tener un hijo! es lo más groso que te puede pasar! A los 17 no pensaba eso, a los 17 un hijo (aunque nunca dejara de ser un hecho mágico) seguía siendo una cruz pesadísima, en lo social laboral, etc... pero hoy, si bien acarrea dificultades, es algo copado. No sé como ponerlo en palabras. Copado.

Y me tenés a mi, acodado en la barra, hablando por teléfono, quejándome de la "gomaespuméz" de los días. Que quejoso soy! peor aún, que corto de vista, de no darme cuenta de tantas cosas mágicas que hay dando vueltas y yo sin verlas

anteojos para uno!

3 comentarios:

  1. Me siento identificada con vos, por lo expresado en este post.

    Ya van dos y seguimos confirmando mi(nuestra?) teoría.

    :)

    ResponderEliminar
  2. Matias dijo: "Hace un par de días, tirando a semana que estoy así, que los días se suceden uno atrás de otro sin que nada nuevo surja o aparezca."

    Me parece que tienes mucho, un auto de lujo. Q tienes un blog que la 1/2 de la población no conoce. Q en tus noches sueñas tranquilo. Mi vida tampoco es fácil. Pero puedo soñar tranquila. Y la mayoría de mis ex compañeros de clases se casaron. Y tienen hijos. Pero eso no significa que sean felicez. La felicidad la lleva uno. Yo aveces no me siento tan bien. Pero me pongo a pensar. Yo tengo un equipo. Son pocas las amistades pero fieles. Y tengo un sueño. El poder trabajar tranquila. Y poder escuchar los ruidos del día. Y disfrutar la vida que es hermosa. Me parece que tienes mucho y no lo valoras. Y hasta trabajo!!!...

    ResponderEliminar
  3. Gustavo Cerati dijo:

    "... y tengo todo por no querer más nada..."

    Tengo muchísimas cosas, solo tengo que saber mirarlas, es cierto.

    pero bueno, suele suceder, que más de una vez, por más que veas todo lo que tenés, nada pueda sacarte esa horrible sensación de vacío, que es más irritante por la certeza de que no deba estar ahí.

    ResponderEliminar