22.5.06

Familia

Una de las cosas que posiblemente más disfrute desde hace casi 4 años, es mi condición de tío. Depende de como se mire, en realidad, no soy tío, porque esto comenzó con Santiago, el hijo de mi primo Cristián, además de primo, uno de mis mejores amigos. Del lado de los Casali, somos más bien poco, lo cual a veces es malo, pero por otra parte hace que los poquitos que somos, seamos realmente muy unidos. Es por ello, que está de más decir que Cris, es como mi hermano, y que en realidad entre primos y hermanos como 5 hermanitos. Mauro, el primero, Maria José, Lucas, Cristián, y unos cuantos años después, yo, Matías.
Hasta hace 4 años (casi), tenía la exclusividad de ser el más chico de los Casali. Ahora no lo soy. Soy el más chico de la generación que ahora está dando hijos. Santi nació un 2 de diciembre de 2002, y Tadeo (que no es Casali oficialmente, pero lo es), vino a este mundo un 31 de enero de 2004.
Gracias a ellos es que ahora soy tío, y es algo que disfruto plenamente. Por más que no soy justamente el más juguetón de sus tíos (en la medida que leo los cuentos infantiles como si fuera Narciso Ibañez Menta) pero posiblemente soy el que más los disfruta. Me dejo pegar, los revoleo por los aires y presto mis juguetes (que tengo un montón, y soy la envidia de más de un nene, y curiosamente me los compré a casi todos luego de los 18 años).

Hoy estoy orgulloso de verlos, de estar con casi toda mi familia acá, con todos correteando, siendo tremendamente ruidosos, de ver a mis primos hermanos amigos comportarse como padre, ver como se está repitiendo la historia que empezó hace 32 años con Mauro, ver que todo debe ser como entonces, y entender tantas cosas de los padres, de las cosas que hacen y que no.
Claro que ellos nunca se tienen porque enterar que un hijo piensa de determinado modo.

Si bien este post se diluye y termina siendo inconsistente, de lo que no queda duda, es de mi cariño por ellos.

y es a ellos a quien se lo dedico, a ellos, a los otros que seguramente vendran, y a mis futuros hijos, que acompañarán a estos pequeños salvajes.

en esta foto podrán apreciar el cariño brindado por estos rapaces, que me estaban dale que te dale de pegarme con una varilla, y solo encontré refugio en una mesada (mis habilidades felinas discutidas hoy con la srta. Oh_no, incluyen la de treparme felizmente a todos lados).


2 comentarios:

  1. Seguro que te deben tener pal cache.

    Estás viejo, ya ni agacharte podés mirá.

    Es muy lindo tener sobrinos, yo tengo 3 y cómo los extraño...

    ResponderEliminar
  2. Anónimo8:57 p. m.

    yo pensaba lo mismo hasta hace unos momentos.. tambien soy casali y me parece curioso ke despues de tanto tiempo me de cuenta de ke si bien nosomos parientes directos se ke hay gente con el mismo apellido y la misma procedencia
    bueno te dejo un abrazo
    nos vemos
    suerte!

    enzo casali

    ResponderEliminar