5.5.06

Le Chat



Hay pocas certezas, que yo tenga, acerca de como va a ser mi vida cuando finalmente salga del nido, y me vaya a vivir solo.
Una de esas, es la que más me gusta, que es mandarme a hacer un sillón barcelona de Mies Van Der Rohe (y no pienso pagarlo lo que piden en las mueblerías)

y otras, es que posiblemente tenga un gato de mascota.






tiene todas las dificultades imaginables, eso. Más que nada, que yo soy alérgico a ellos. Pero es que últimamente, me tienen cautivados. Todos con quien hablo tienen gatos, y me hablan maravillas de sus personalidades tan de mierda como las de los humanos mismos. Cosa fantástica.
También, leyendo un blog que seguro me discriminaría si me conociera, me dí cuenta que es casi una condición sin equanon la de tener gato para ser dibujante, ilustrador o algo (eso, y que hay que estar mal de la cabeza, en el buen sentido. Eso lo tengo).

Como sea, la cosa es que hoy por hoy me visualizo viviendo en la pocilga donde voy a vivir (no se hagan ilusiones, un triste diseñador gráfico de 23 años no aspira a mucho en principio), con mi precioso sillón, con mi buenísima selección musical, con dibujos de amigos prolijísimamente pegados en la pared, y tratando de hacer que es maldito gato (que capaz sea negro y con un hermoso collar) se acerce a ronronearme un rato.

Sugerencias de como puedo verme: acá, acá acá y acá

1 comentario:

  1. .....Estás raro viejo. Estás raro.

    Un gato vos? desde cuándo?

    Recién caigo mirando el dibujo de tu cabecera que es parecido a vos.
    Avisá cuando tengas un gato, pero que no tenga un blog, eso será una señal fija que su dueño está mal de la cabeza :)

    ResponderEliminar