21.8.06

Ping!

Hay muchas veces en que sucede que un sonido (como alguna vez dije acerca de los aromas), me transporta a una situación. No les voy a pedir qeu se tomen 16 minutos de su tiempo escuchando esta canción de pink floyd (bah, si, si quieren tomensé el tiempo, que vale la pena), pero solamente escuchando los primeros sonidos van a entender el título de este post.

Resulta que hace unos 5 años escuché por primera vez esta canción, Argentina era un país distinto. El dolar valía un peso, la gente vivía en la miseria como ahora, y más detalles parecidos.

Recuerdo que la cerveza valía 1 peso en cualquier quiosco (que si lo piensan, significa que incluso ahora a 2,75, está más barata que antes, y Quilmes sigue creciendo.

Entre otras cosas, también pasé uno de los veranos más calurosos de mi vida. humedad, mosquitos y mucho ocio.

Por ese entonces, no era un abnegado trabajador de una imprenta, sino un simple estudiante part-time de diseño.

El alcohol abundaba, con mi amigo el Rana, viendo programas clásicos, como Orsai, la leyenda continúa.


y tengo recuerdos de horas y horas y horas chateando con gente que todavía extrañaba, y escuchando interminables veces, esta canción que dejo a continuación con ustedes.

por suerte hoy por hoy no tengo malos recuerdos de oírla

el país mejoró, mal que les pese a mucho. La gente con la que compartí horas virtuales, en su mayoría, casi no existen en mi vida.

Pero hay que respetar los caminos que uno transita, que los lleva a donde uno está.

Será por eso, tal vez, que nunca borro ningún post de este blog, aunque hoy por hoy piense bastante distinto.

Con ustedes, del albúm de 1971, Meddle, la canción que cierra el albúm (aunque en versión reducida, del album "meddle: the best of pink floyd"), Echoes.


Powered by Castpost

No hay comentarios.:

Publicar un comentario