2.10.06

Locura.




Nunca voy a poder olvidarme de las reacciones paranoides a la crisis del 2001 en la Argentina.

Porsupuesto que no pretendo hacer juicios de valor, y cosas así, pero las frases que escuché, respecto a la inseguridad, a lo caótico de todo, a los secuestros, etc etc etc, me hacen acordar muchísimo a las cosas que mi abuela escuchó, hace 56 años, antes de venirse de españa.

Que acá los indios andan por las calles, con plumas y todo. Que son todos unos salvajes, que la comida se tira...

Cosas así. Imaginensé a una persona que vivió las penurias (reales reales) de hambre y miseria que dejó la guerra civíl española, escuchando eso. Con el hambre que pasaron, sinceramente por más que estuviera un ejercito de Patorozús esperandome, yo me venía a paso de murga.

Viviendo casi 20 años en la patagonia, ante mis esporádicas visitas a mi habitual residencia, o bien a Buenos Aires, escuché cientos de comentarios parecidos... Tienen autos? tienen luz eléctrica? los ñandúes corren por la calle? hay indios con plumas y todo?

Si, fines del siglo XX y yo todavía escuchaba eso. Lo más cómico es que el nivel de lujo, confort y ostentación que hay allá, posiblemente no haya en otro lugar del país (con empleaduchos de petróleo comprandosé TV's de plasma, entre otras cosas).

Aparentemente, esto no lleva a nada, y los entiendo, pero cual es mi punto?

Las cosas no son como las pintan por lo general. Como diría el payaso de Majul, no hay que creer en nadie, ni siquiera en mi.

La panacea que era el exterior, con cientos y cientos de personas agolpandosé en ezeiza, yendosé al primer mundo, donde estas cosas no pasan, retratados fantásticamente por Podeti, la perfección, la eficiencia, el sueldo en DO LA RES, donde tu plata vale, y te respetan.

Todo eso, se vino abajo más rápido que ligero. Es tremendo. Esos cientos de personas que tanto ocupaban en los noticieros, diciendo que en este país no se podía vivir, que que barbaridad, que acá te asaltan en cada esquina (me da risa, me imaginé un cuadro de Escher, con un ladrón robandolé a cada ladrón en cada esquina, pero con alguna geometría rara), todos esos, están volviendo. Por suerte, porque a decir verdad, hay algunos a quienes no debieramos haber dejado ir. Se están volviendo por cosas muy sencillas: la locura no es patrimonio argentino.

Está en todos lados. Y cuando digo en todos lados, realmente lo digo.

miren esto, esto , esto otro, y claro, sin olvidarnos de esto (que va de la mano con esto, esto e indudablemente apoyado por esto).


Pero lo que me llama la atención es el poquito ruido que están haciendo esos que se vuelven. Ok, son bienvenidos, obvio que no los vamos a discriminar ni nada por el estilo.

Pero me gustaría que hagan el mismo ruido con que se fueron. Que me cuenten como es la locura, segregación, discriminación, miseria, maltrato, humillación, vejaciones a las que fueron sometidos. Que explíquen como si bien acá es difícil, como en todo el mundo, a los humanos se los trata como tales (a excepción, claro, que seas un poquito más oscuro que tu interlocutor), que tenés todo el aire puro qeu se te ocurra, si te vas un poquito más allá de la general paz, y que el hecho de tener un país tan grande, donde la mirada se diluye en la nada, y nunca terminás de abarcar todo, hace sencillamente que el argentino en realidad sea un soñador por naturaleza, un tipo libre, y por sobre todas las cosas, un tipo sin límites.

Para redondear, los dejo con un ensayo que encontré por ahí, que creo que más o menos resume que quiero decir con este último párrafo.

1 comentario:

  1. Entiendo bien.
    Pero tu relato se está dirigiendo a un grupo de personas. Digamos, los que se fueron huyendo del quilombo.
    Yo me incluyo en otro grupo, en el grupejo que vivía en una nube de pedo en Baires, y ajena a todos los quilombos del país, (porque quería que sea así) y como mi hermano vivía acá en Canadá, y me invitaba siempre a venir, al final me vine con muchas ganas de verlo. Ni pensaba en venir a proyectar en un futuro para mis hijos, ni nada de eso, que está mal que no lo hay hecho, pero eso es otro tema.
    Hoy si me vuelvo es porque yo no arriesgué acá, ni siquiera vine escapando en epoca de corralito porque no tenía guita en el banco. Nunca dije OH Canada, lugar para estudiar, ganar mejor! jamas.
    Mi hermano se volvio hace 1 año y si me cuesta juntarla toda para volver, es porque me tocan laburos con gente de mierda y discriminativa, porque no soportan que una inmigrante y encima mujer, no falte, labure perfectamente bien, sea linda, joven y encima labure con el novio.
    Lo que te conte recien en el msn.
    Yo no voy a hacer mucho ruido al volver, lo que si, voy a abrazar mucho a mi vieja.

    ResponderEliminar