8.5.07

2do puesto

Pocas veces en la historia de el automovilismo (y del deporte en general), se ha festejado tanto un segundo puesto. Ni siquiera creo que alguien se acuerde de esa carrera por quien salió segundo.

Pero hay una excepción:

Dijon 1979, Gilles Villeneuve contra René Arnoux.

Lo pongo así, como un combate de box, porque fue lo más parecido que se vió a un combate, sobre 4 ruedas.

La situación es que tanto Gilles (en una Ferrari bastante infradotada), como René (en un muy velóz Renault, que para colmo, jugaba de local), pelearon durante toda la última vuelta de la carrera, esa segunda posición.

Nadie nunca va a volver a ver semejante clase de manejo, y hasta caballerismo diría. Fijensé que no hay mala intención, que no hay ruedazos arteros. Puro coraje y una velocidad que infarta (una vez, con el citro pisé la vanquina a 60, y realmente me pareció que me iba a matar, no me quiero imaginar los huevos que hay qeu tener para hacer esto).

así que acá les dejo, la más recordada batalla por un segundo puesto en la historia del automovilismo mundial, de manos de un piloto de los que no hay (y nunca hubo, nació y murió con el).

No hay comentarios.:

Publicar un comentario