14.5.08

Martes 13

Ayer fue martes 13, y si bien nunca creì demasiado en esas cosas, ayer me dio muestra de su poder.


Hacer mal un laburo (por más que el cliente sea un santo y te lo acepte igual), tirar una pila enorme de papel emblocado con su horrible consecuencia, que te llegue la tarjeta de crédito y está bastante por fuera de tus posibilidades, ir a jugar al fútbol y que tu amigo diga que está todo mal con la novia, sin justa razón, porqeu el pibe es de oro y no se merece qeu el digan eso, y cuando le invitás un porrón para pasar el mal trago, darte cuenta de que no tenés tu billetera, que te agarre un ataque de nervios pensando en todo lo que perdiste, sea papeles del auto, plata para el alquiler, carnet de conductor, y tarjeta de crédito (que por lo dicho anteriormente, bien se podría haber perdido), fue horrendo

Cuadro de situación a las 12.30? Matías completamente desencajado por todo eso y algo más, ataque de nervios manifestado en una cara de estupor como quien no sabe si despertarse o no, suplicando que al menos haya una buena noticia en el momento que abra la puerta de casa.


Bien, todo no fue tan malo después de todo. La billetera estaba, pero diálogo mediante con mi conciencia y con alguien fuera de mi conciencia, me fui a dormir de peor humor del que tendría que haberlo hecho, puesto que después de todo, vi a un par de personas que quería mucho y hace mucho que no veía. Creo que no es justo, pero así fue. me dormí con Meque ronroneando, acostado sobre mi cuello, y con un frío providencial, Alanis Morissette de fondo (ya lo dije varias veces, si sigo así, mañana me pongo los zapatos de taco de lo gay que me estoy poniendo con alguna música).

Hay días que son muy martes 13, y ayer fue partícularmente uno de esos, con tanta coincidencia de que inclusive fue martes 13!


De todas maneras, sacando un aftermath, que cualquiera puede hacer, y supongo que siempre se hace como para no pegarse un tiro pensando en lo mal que le fueron las cosas, algo al menos positivo habrá de haber, a la conclusión que llego (con un enorme optimismo metido a presión) es que tan malo no fue, finalemnte, y que seguramente, si fue así de malo, va a hacer, que por contraste, mañana sea mejor, porque como ya cité anteriormente, Mañana es mejor.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario