2.8.10

650

Fina ironía, que un sábado a la noche te digan que estás muy adulto, y el lunes por la mañana te comas un importante sermón por haberte comportado como un pendejo.

Sencillamente espero que pase más seguido lo de los sábados a lo de los lunes!

Me siento, como pocas veces, esperanzado, con futuro. Al menos a nivel laboral.

Siento que si tengo un futuro, esta vez es más posible, más plausible, lo puedo ver, no imaginar o desear o creer. Está ahí, y solamente tengo que seguir instrucciones, y seguirlas en serio. Y matarme como siempre me dije que me iba a matar por conseguir lo que quiero conseguir.

Ahora, es momento de estar a la altura de las expectativas, y eso da un poco de miedo, y no puedo negarlo, porque nunca supe si mi reputación me precedía demasiado en algunas cosas. Yo creo que es realismo, otros dicen que es pesimismo, yo digo que es realismo, y también, cuando estoy con el ego por las nubes, siento que es, en realidad, falta de autoestima. pero ahora mismo, es realismo.

No soy lo que creen que soy, pero ojo, quiero serlo, y esa es una gran diferencia.

Creo que eso es lo más positivo que saco de todo eso. De sentirme que no estoy a la altura de algunas cosas.. todavía. Ese todavía es impostantísimo para mi

No hay comentarios.:

Publicar un comentario