31.8.10

Buceando

Todo el mundo disfruta de bucear en su pasado. Pensar, recordar.

Pero eso tiene sus inconvenientes: la perspectiva histórica, distorsiona.

Tengo un montón de recuerdos almacenados (que me impiden recordar nuevas cosas, y así me va).

La cosa es que revisando y rebuscando encuentro cartas, papelitos, fotos, y me hacen acordar de muchas cosas que olvidé. O que otros aparentemente olvidaron.

Y es impresionante como, volviendo a ese punto de contacto con el pasado, te parás y lo mirás distinto, se vuelve tiempo presente.

Creo que es como esa costumbre, de ir a la heladera a buscar algo, no saber que es, volver a sentarte y recordar, entonces, que era lo que ibas a buscar (cerveza, claro).

Así que ahí ando, medio eternauta, yendo por acá y allá en el tiempo, por momentos muriendomé de risa, y por otros momentos sintiendo que me ensartaron con una javalina incandecente por el medio del pecho

No hay comentarios.:

Publicar un comentario